Tema 3: Ejemplos de interacción efectiva entre jóvenes y ancianos

Algunas habilidades y formas de interactuar eficazmente en un entorno intergeneracional son:

  • Hacer una pregunta
  • Hacer contacto visual
  • Afirmación positiva y negativa
  • Pedir disculpas
  • Expresando afecto

Ambas partes deben apreciar el hecho de que el aprendizaje intergeneracional es una relación de amor y apoyo mutuos.

Algunas actividades que podrían promover la comunicación y la interacción entre jóvenes y ancianos son (Nguyen et al.):

  • Actividades de tiempo libre compartido
  • Jugar a las cartas
  • Ver la televisión juntos
  • Jugar juegos de ordenador

Aquí presentamos algunos ejemplos de proyectos, logrando promover la interacción entre grupos de ancianos y jóvenes:

  • Nguyen et al. (2015) trató de cerrar la brecha de generación digital entre generaciones a través de un programa de formación. Han reclutado personas mayores de diferentes orígenes, así como jóvenes voluntarios de entre 10 y 15 años de edad. El proyecto incluyó secciones de interacción semanal durante tres meses, y cada persona mayor fue asignada para formar equipo con un joven. Se eligió un juego en particular para que los participantes participaran y su comunicación e interacción se observaron a través de entrevistas y cuestionarios. Los resultados de este estudio contribuyen al vínculo entre la comunicación y los juegos sociales: se ha concluido que el uso de juegos sociales enfatiza la interacción intergeneracional y la comunicación entre jóvenes y ancianos. Tales juegos dan más oportunidades para la interacción intergeneracional y aumentan la motivación para la comunicación entre los participantes.
  • Otro ejemplo en el que las generaciones más jóvenes y mayores interactúan eficazmente es el proyecto «History Alive!» dirigido por Elders Share the Arts (ESTA). Este proyecto fomenta la comunicación con las diferentes generaciones mediante la creación de un espacio de diálogo sobre sus similitudes y diferencias. Los participantes son seleccionados de las escuelas locales y de la comunidad de personas mayores y se les da un tema para el debate. Los participantes pueden discutir los temas utilizando artes teatrales, artes visuales, narración y escritura y según el director ejecutivo de ESTA los beneficios de este proyecto son numerosos; las personas mayores aprenden habilidades de presentación y mejoran su inglés (si el inglés es su segundo idioma), y pueden compartir sus historias de vida con otra generación. Los jóvenes, por otro lado, aprenden a respetar a los ancianos y los ven como parte de la comunidad y se involucran más con los problemas de los ancianos (Neugass H., Beete P. 2015).

En otro estudio realizado en España, los investigadores intentaron revisar la efectividad de 133 proyectos intergeneracionales. Aquí están sus hallazgos de los resultados preliminares:

  • Tanto los jóvenes como las personas mayores han aumentado la curiosidad y el descubrimiento de nuevas realidades
  • Las personas mayores estaban motivadas para aprender cosas nuevas
  • Ambos grupos participan en la enseñanza y el aprendizaje
  • Hubo apoyo mutuo
  • Las personas más jóvenes mostraron más respeto por las personas mayores